Care Partner Information Sheet

Demencia - Suspensión del Tratamiento

Consejos para la Familia

En un momento dado, las personas con demencia serán incapaces de cuidarse a si mismas. Podrían olvidarse de tomar su medicina. Podrían olvidarse de alimentarse. Quizá no beben o coman en lo absoluto. Podrían estar inactivas. Algunas  personas con demencia querrán vivir el mayor tiempo que les sea posible, aunque estén en cama y no puedan pensar. Otras querrán suspender el tratamiento cuando no puedan ser autosuficientes. Todas las personas tienen el derecho a decidir el tratamiento indicado para ellas.

La suspensión del tratamiento puede incluir: 
  • Suspender los medicamentos para la demencia
  • Suspender los medicamentos para otros problemas de la salud
  • Decidir de no tratar las infecciones con antibióticos
  • No forzar la ingestión de bebidas o alimentos
  • No llamar al 911 y no ir emergencias o al hospital cuando estén enfermas

Aunque se pueden suspender estos tratamientos, los medicamentos para aliviar el dolor y asegurar la comodidad siempre debe seguir siendo tomados.

Planeación avanzada

A medida que las personas con demencia pierden la capacidad de tomar sus propias decisiones, tendrán que ir dependiendo de otras personas. Es muy conveniente si tienen documentos firmados en los que se nombre a alguien quien tomará las decisiones en su lugar. También deberán hablar con su representante y su familia acerca de lo que desean cuando el final de su vida se aproxime. Esto le hará mas fácil saber a los demás si deben parar el tratamiento y cuando deben hacerlo.

Algunas personas no planean con anticipación y podría resultar en problemas porque la familia no sabrá lo que la persona quiere. De hecho, los miembros de la familia pueden pensar que deben hacer diferentes cosas. Esto puede causar discusiones entre los familiares, por lo que puede hacer la situación mas difícil para todos.

La decisión de suspender el tratamiento siempre es muy difícil. Le ayudará a la familia hablar de estas opciones con el proveedor de servicios médicos de la familia. Puede ayudar aconsejarse de un miembro del clero, un trabajador social, o alguien de la Asociación para el Alzheimer. Cuando las familias no están de acuerdo de lo que hay que hacer, podría ayudar tener una reunión con alguien externo a la familia.

Consejos para los Cuidadores a Sueldo

Los cuidadores a sueldo frecuentemente ayudan a cuidar a las personas con demencia. A menudo forman lazos con el paciente y la familia. Por lo que podrían sentir fuertes emociones al suspender el tratamiento, y podrán estar o no de acuerdo con la decisión de la familia. Esto puede aumentar el estrés. Pero al final, no es la función del cuidador a sueldo presionar a la familia, o discutir con ellos la decisión. Es importante que apoyen la familia en lugar de dar su opinión. Una sonrisa, sentarse juntos en silencio, o dar una palmada en la espalda puede ser el mejor tipo de apoyo.

Aquí hay algunas cosas útiles que los cuidadores pueden decir:
  • "Esto es muy difícil. Yo se que tomarán la mejores decisiones posibles."
  • "Podría ayudar hablar de esta decisión con el médico o enfermero(a)."
  • "La Asociación para el Alzheimer, un miembro del clero, o un trabajador social quizá puedan ayudar a tomar la decisión."

Es muy importante que los cuidadores a sueldo no den consejos o su opinión a la familia o al paciente.

Recuerde que estas cuestiones deben mantenerse privadas. Puede escribir su sentir. Puede discu-tir sus sentimientos con un amigo o consejero sin nombrar a personas en específico. Cuidar a otras personas puede ser difícil. ¡No se olvide también de cuidarse a sí mismo!

Sitios de internet útiles 


Escrito por: Jane Mohler, FNP, MPH, PhD, Arizona Center on Aging