Care Partner Information Sheet

Demencia - Seguridad en la casa parte 2: incendios

Seguridad contra incendios

Los incendios de casa/habitación y las quemaduras son peligros reales para la gente con demencia y sus familias. Las tres causas principales de incendios en casa y quemaduras son cocinar, calentadores eléctricos móviles, y cigarrillos. Siempre asegúrese de que haya alarmas de humo y detectores de monóxido de carbono en cada piso. Tenga cerca un extinguidor contra incendios. Asegúrese de que todo funcione bien.

Cocinar con seguridad

Muchas personas con demencia quieren vivir en casa tanto tiempo como sea posible. Poder cocinar es importante para sentirse independiente, pero esto debe ser balanceado con la seguridad. A medida que la demencia empeora, las habilidades de la persona cambian. Por lo tanto, es importante evaluar sus habilidades frecuentemente para asegurarse que todavía pueden cocinar sin peligro. Es importante hacer la evaluación si la persona con demencia vive sola o acompañada.

Razones por las cuales la mayoría de personas que viven con demencia no deben cocinar solas
  • Podrían empezar a cocinar y olvidarse de lo que estaban haciendo.
  • Podrían dejar encendida la estufa por demasiadas horas o durante la noche.
  • Podrían quemar la comida en la estufa e iniciar un incendio.
  • Podrían perder el sentido de tiempo y dejar hirviendo el agua en la olla por demasiado tiempo. El agua podría secarse completamente y fundir la olla en debido a la alta temperatura. Se pueden quemar si no se dan cuenta que la olla esta muy caliente.
  • Podrían dejar encendido el gas y causar una explosión.
  • Podrían olvidarse de tener cuidado cuando estén cerca de una flama y quemarse gravemente o iniciar un incendio en la casa.
  • Podrían olvidarse de como usar con seguridad un microondas y dejarlo encendido por demasiado tiempo, o usar tazón metálico.
  • Podrían derramar la comida o el agua cliente.

Hay algunas cosas que puede ayudar a las personas con demencia a continuar a cocinar y reducir el riesgo de causar un incendio.

Consejos para Cocinar con Seguridad 
  • Etiquete los armarios con dibujos y palabras simples. Compre comidas fáciles de cocinar.
  • Use cosas que sean fáciles de identificar y sean usadas para una solo cosa, como una tetera.
  • Mantenga bien iluminada la cocina.
  • Retire herramientas peligrosas del alcance, como por ejemplo cuchillos muy filosos.
  • Pide a la compañía de gas o electricidad para estar en su "registro de servicios prioritarios." Ellos visi-tarán la casa para hacer revisiones y le informarán acerca de opciones especiales de seguridad.
  • Comprar electrodomésticos que se apaguen automáticamente, como por ejemplo una tetera eléctrica.

Calentadores eléctricos portátiles

Los calentadores eléctricos portátiles son muy peligrosos. Las personas con demencia siempre deben estar supervisados mientras estén usándolos. Muchos de los modelos viejos no tienen las características de seguridad como los nuevos. No se apagan automáticamente después de un tiempo determinado. usted también tendrá que revisar el calentador para asegurarse que no tenga algún daño. Por ejemplo, no lo use si el cable está desgastado.

Consejos para el Uso Seguro de los Calentadores Eléctricos Portátiles 
  • Asegúrese que haya por lo menos un metro de espacio claro alrededor el calentador.
  • Ponga el calentador fuera del camino para que no tropiece a la gente.
  • Retire inmediatamente el calentador si la persona con demencia lo usa para sacar la ropa u otras activi-dades inseguras.

Fumar 

Las personas con demencia no debería fumar cuando están solas. Las síntomas de la demencia, tales como la falta de memoria y pobre juicio, hacen del fumar una actividad muy riesgosa.

Consejos para Fumar con Seguridad 
  • Pida a la persona que fume afuera. Nunca permiten fumar en una casa o edificio donde se usa oxígeno.
  • Pide a la persona que sientes en una silla recto sin un cojín, como por ejemplo a la mesa.
  • No les permita fumar en la cama.
  • Asegúrese que no se caigan las cenizas calientes en la ropa o en la silla.
  • No les den sus propios encendedores o fósforos. Asegúrese que el cigarrillo este apagado.

Escrito por: Mindy J. Fain, MD, Centro del Envejecimiento de la Universidad de Arizona