Care Partner Information Sheet

Demencia - Hablar con otras personas sobre la demencia

Hablar con otras personas sobre la demencia

Muchas personas se sienten nerviosas o tienen miedo de compartir con otras personas información sobre un diagnóstico de demencia. Temen las consecuencias, pero hablar sobre el diagnóstico de demencia puede ser útil, ahora y en el futuro.

¿Por qué es mejor compartir con otras personas información sobre el diagnostico de demencia?

  • En las primeras etapas es útil tener amigos y familiares que hayan sido informados sobre el diagnóstico. Las personas que lo saben puedan escuchar, brindar apoyo y decirle a la persona que la aman.
  • Si los demás saben que ha sido diagnosticado con demencia pueden ayudarle a hacer un plan para cuando la demencia empeore. Cuando la demencia empeore, los amigos y familiares que ayudaron a crear un plan de cuidados puedan hablar en nombre de esa persona, para garantizar que obtiene el cuidado que necesita y que ellos quieren. 
  • Muchas personas no saben que la demencia es una enfermedad, al igual que la diabetes. A veces, culparán a la persona con demencia por los cambios que son el producto de la enfermedad. Hablar abiertamente sobre la demencia puede ser útil para  comunicarles los cambios, y así estarán más dispuestos a ayudar.

¿Quién debe estar al tanto del diagnóstico de demencia?

Algunas personas solo les comunican el diagnóstico a familiares y amigos cercanos, mientras que otras se lo dicen a vecinos, compañeros de trabajo y otros conocidos. Esta decisión sobre quién está al tanto del diagnóstico de demencia y cuándo se revelará la información le corresponde únicamente a la persona que vive con demencia. La persona quizá quiera pensar sobre lo siguiente: 

  • A quiénes se sienten cercanos y en quién confían.
  • Quiénes cree que lo apoyarán.
  • Quiénes respetarán su privacidad.
  • A qué personas que no sean sus amigos o familiares, como al jefe en el trabajo, por ejemplo, se lo dirá usted y cuándo.

Decidir qué decir

Puede ser difícil encontrar las palabras indicadas para hablar sobre el diagnóstico de demencia. A veces, practicar con alguien lo que les va decir a otras personas puede ayudarle a prepararse. 

Maneras de comunicar un diagnóstico de demencia

  • "Tengo una enfermedad que me dificulta pensar y recordar".
  • "Tengo demencia, pero todavía soy yo, todavía amo y siento, todavía puedo hacer muchas cosas que siempre he hecho". 
  • "Tengo una enfermedad que causa problemas de memoria. Por favor, sé paciente conmigo si repito la misma cosa una y otra vez, o si olvido algo que dijiste".


Consejos para hablar con otros sobre la demencia

  • Planee cómo y cuándo decírselo a los demás. Decida si es mejor decírselo individualmente o en grupo. Es posible que sea necesaria más de una conversación al respecto.
  • Encuentre un lugar tranquilo para hablar con otros. Es posible que los demás sientan emociones fuertes sobre el diagnóstico.
  • Explique que la enfermedad de Alzheimer es una enfermedad del cerebro, no un trastorno mental. Comparta información sobre la demencia.
  • Invite a familiares o amigos a grupos de apoyo a las personas con demencia. 
  • También es importante hablar con adolescentes y niños sobre la enfermedad del Alzheimer. Decida cuándo y cómo será mejor decírselo. 

¿Cómo reaccionarán los demás? 

Muchas personas brindarán amor y apoyo para ayudar a enfrentar la enfermedad. Otras quizá pasen menos tiempo con la persona. Frecuentemente, esto se debe a que las personas no saben qué decir o cómo actuar. Estas acciones pueden ser dolorosas. Compartir información sobre la demencia puede ayudar a mejorar la situación.

Obtenga más ayuda

La Asociación contra el Alzheimer tiene información actualizada y datos sobre la demencia que le pueden ser útiles. Pueden proporcionar más consejos sobre cómo informar a otros sobre el diagnóstico de demencia. La línea de ayuda y la página web se encuentran en la página anterior.

Llame a la Asociación Alzheimer al 1-800-272-3900 o visite www.alz.org.

Escrito por: Morgen Hartford, MSW 


Información para el asistente de salud~ Consejos para el cuidado de adultos mayores 

Editado por un equipo interprofesional del Centro del Envejecimiento de La Universidad de Arizona. 


Este proyecto ha recibido el apoyo de la Administración de Recursos de Servicios de Salud (HRSA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS, por sus siglas en inglés) por la subvención número U1QHP28721 del Programa de Mejoramiento de los Servicios Geriátricos de Arizona. La información, contenido y resultados son obra de la autora y no deben interpretarse como opinión o norma oficial de HRSA, HHS o del gobierno de los EE. UU., ni se debe inferir su aprobación.