Care Partner Information Sheet

Centros de urgencias

Los centros de urgencias

Los centros de urgencias son centros de atención médica que pueden atender la mayoría de las necesidades de salud menores. Sin embargo, los centros de urgencias no pueden atender emergencias médicas graves. Las personas que tengan una emergencia médica grave deben ir a la sala de urgencias del hospital más cercano, o llamar al 911. 

Los centros de urgencias son apropiados para tratar una necesidad médica pasajera. Los pacientes que tengan muchos problemas de salud no deben usar los centros de urgencias para consultas médicas regulares. Estos pacientes deben tener un médico de cabecera de confianza y que esté a cargo de su salud. 

A continuación, se encuentra una lista con los tipos de cuidados que los centros de urgencias pueden/no pueden proporcionar.

El cuidado de urgencias puede:
  • Tratar enfermedades leves, como la gripe o un resfriado
  • Tratar lesiones leves, como una torcedura de tobillo
  • Poner vacunas como la vacuna antigripal
  • Hacer exámenes radiográficos, de sangre o de orina
  • Hacer exámenes físicos (deporte o laboral)

El cuidado de urgencias no puede:
  • Tratar emergencias de salud graves, como un ataque al corazón
  • Tratar enfermedades crónicas como la diabetes o la presión arterial alta
  • Renovar la receta médica de un paciente
  • Tratar dolores que requieren receta médica
  • Reemplazar un médico de cabecera


Usar los centros de urgencias para necesidades de salud menores tiene ventajas:

  • Los pacientes pueden ver a un doctor sin hacer una cita. La mayoría de las veces, la espera es muy corta.
  • Muchos centros de urgencias están abiertos desde temprano y cierran tarde. Asegúrese de revisar el horario del centro de urgencias antes de ir.
  • Los centros de urgencias son menos caros que las salas de urgencia.
  • Los centros de urgencias aceptan ciertos tipos de seguros de salud. Asegúrese de preguntar si aceptan el seguro de salud de la persona, antes de ir.

Los centros de urgencias no son apropiados a la hora de buscar ayuda emocional o psicológica.
Los centros y servicios de urgencia tratan problemas de salud físicos. Si la persona necesita ayuda mental o emocional, llame a una línea de crisis local. La Alianza Nacional para las Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés) puede proporcionar información sobre recursos locales en www.nami.org o en el 1-800-950-NAMI. Si la persona menciona algo relacionado con el suicidio u otros asuntos relacionados con la seguridad, llame al 911.

Cómo encontrar los centros de urgencias locales

Es buena idea saber dónde puede hay un centro de urgencia antes de necesitarlo. Le puede preguntar a su doctor(es), vecinos, amigos o compañeros de trabajo qué centro de urgencias le recomiendan. En las ciudades pequeñas, puede haber solo una o dos opciones. En las ciudades grandes, es buena idea buscar en el directorio telefónico o en línea dónde se encuentran los más cercanos. Después de haber localizado un centro de urgencia cercano, llame o visite su sitio web para obtener más información. La tabla a continuación contiene una serie de preguntas que pueden ser útiles a la hora de escoger el mejor centro de urgencia.

Preguntas clave a la hora de escoger un centro de urgencias
  • ¿A qué distancia está el centro de urgencia?
  • ¿Qué horario tiene?
  • ¿Qué tipos de cuidados proporcionan? ¿Qué tipos de cuidados no proporcionan?
  • ¿Cuál es el tiempo de espera generalmente?
  • ¿Cuál es la hora más ocupada del día?
  • ¿Aceptan el seguro de salud de la persona?
  • ¿Qué tipo de documentos debe llevar la persona a la visita? ¿Hay algún tipo de docu-mento que se deba llenar antes de la visita?


Después de una visita a un centro de urgencia

Asegúrese de entender cualquier instrucción médica que le hayan dado antes de marcharse del centro de urgencias. En caso de que le hayan recetado algún medicamento, pregunte si se lo pueden dar en el centro de urgencia, o si tiene que recogerlo en una farmacia. Informe siempre al médico de cabecera de la persona sobre cualquier medicamento o tratamiento que le haya recetado el médico del centro de urgencias.

Escrito por: Mindy Fain, MD

Información para el asistente de salud ~ Consejos para el cuidado de personas mayores
Editado por un equipo interprofesional del Center on Aging de la Universidad de Arizona

Este proyecto fue financiado por la Administración de Recursos de Servicios de Salud (HRSA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS, por sus siglas en inglés), la subvención número U1QHP28721 del Programa de Mejoramiento de los Servicios Geriátricos de Arizona. Esta información o contenido y resultados son de la autora y no deben interpretarse como opinión o norma oficial de, la HRSA, HHS o del gobierno del os EE. UU., ni se debe inferir su aprobación.