Care Partner Information Sheet

Alta hospitalaria: del hospital a casa

El alta hospitalaria: del hospital a casa

A una persona se le da de alta cuando sale de un hospital, de una sala de urgencias, de una residencia de ancianos y convalecientes o de un centro de rehabilitación para ir a casa. Las personas mayores y sus asistentes de salud necesitan saber cómo ayudar a la persona a que se mejore. Es importante que haga las siguientes preguntas. Pida que le den las respuestas por escrito. 

¿Qué medicamentos tiene que tomar, y qué medicamentos debe dejar de tomar?

Es común que el tipo de medicamentos de la persona cambie. Necesitan saber qué medicamentos nuevos necesitan tomar y cuáles necesitan dejar de tomar. Pídale a la doctora o al enfermero que hagan una lista de los medicamentos que la persona mayor tiene que tomar, incluyendo el uso de cada uno, los efectos secundarios y cuándo y cómo tomarlos. Pregunte dónde puede conseguir los medicamentos de la lista que no sean fácilmente accesibles. Las personas mayores no deben tomar ningún medicamento que no esté en la lista nueva.

¿Qué tipo de equipo médico necesita la persona mayor?

Las personas mayores a veces necesitan una silla de ruedas, un tanque de oxígeno u otro tipo de equipo médico que no han usado anteriormente. Asegúrese de saber qué equipo médico necesita la persona mayor, dónde puede conseguirlo y cuándo y cómo usarlo. El seguro de Medicare quizá no cubra todos los gastos. Es importante preguntar si el seguro de Medicare cubre los gastos del nuevo equipo o si el seguro de salud particular de la persona los cubre. Si ninguno de los dos seguros de salud cubre los gastos, la persona tendrá que pagarlos de su bolsillo.

¿De qué síntomas o señales debe estar pendiente el paciente? 

Es posible que empeore la salud de los pacientes que han sido dados de alta y vuelven a sus hogares, o que desarrollen una nueva enfermedad. Consulte con el doctor sobre los síntomas y señales de los que debe estar pendiente, y qué debe hacer en caso de que la persona comience a tener estos síntomas y señales.

¿Qué tipo de atención médica es necesaria, y por cuánto tiempo?

Quizá las personas mayores no puedan hacer las mismas actividades que antes. Puede que necesiten más ayuda para caminar, cocinar o para hacer otras actividades. También, pueden necesitar otros cuidados especiales, como curación y cuidado de heridas. Pregunte dónde y cómo puede conseguir la ayuda que necesita. Si un familiar tiene que proporcionar todo (o parte) del cuidado, asegúrese que saben cómo hacerlo. Pregúntele al doctor o al enfermero si un familiar puede o no proporcionar la atención médica necesaria. Los familiares no deben sentirse presionados para proporcionar cuidados a una persona mayor si no se sienten preparados. Puede pedir ayuda.

¿Cuándo es la siguiente cita del paciente?

A veces, la fecha de la siguiente cita médica se puede encontrar en el informe médico que le dan al paciente cuando sale del hospital. En otras ocasiones, el paciente o un familiar tendrán que llamar y programar la cita. Antes de salir del hospital, asegúrese de saber qué día y en qué lugar será la siguiente cita, o a quién tiene que llamar para programarla.

¿Qué tipo de atención médica hay disponible?

Puede ser difícil para un asistente de salud familiar cumplir con todas las nuevas necesidades médicas de un paciente recién dado de alta. Una opción es la atención médica en el hogar. La atención médica en el hogar consiste en visitas de un enfermero o una fisioterapeuta al hogar del paciente para proporcionar asistencia médica. Medicare puede cubrir este tipo de atención médica siempre y cuando el paciente sea elegible, y este tipo de asistencia médica sean solicitados por un doctor. Pregunte si el doctor solicitó servicios de atención médica. Asegúrese de saber qué tipo de cuidados van a ser proporcionados y por cuánto tiempo. Ciertos servicios de comunidades locales y programas de voluntarios pueden ofrecer otros tipos de apoyo médico. La mayoría del tiempo, estos servicios solo ayudan con necesidades que no son médicas. Para encontrar otros servicios de apoyo médico, use el buscador para el cuidado de adultos mayores que se encuentra más adelante.

¿Con quién puede ponerse en contacto en caso de que tenga preguntas sobre la atención médica?

Es común tener preguntas después de que el paciente sale del hospital. Es importante saber a quién llamar. Muchos hospitales tienen "especialistas" o enfermeras y trabajadores sociales que pueden ayudar al paciente y al asistente de salud después del alta hospitalaria. Pregunte si el hospital tiene este tipo de servicio, si lo cubre el seguro médico y cómo contactarlos. Si este servicio no está disponible, pregunte a quién puede llamar en caso de que necesite ayuda adicional.

¿Qué hacer en caso de que el paciente no se vea lo suficientemente sano para que le den de alta?

Los pacientes y los asistentes de salud que crean que les estén pidiendo que salgan del hospital demasiado pronto pueden conseguir ayuda. Medicare puede proporcionar ayuda por medio de la Organización para el Mejoramiento de la Calidad de Atención Centrada en el Beneficiario y la Familia (BFCC-QIO, por sus siglas en inglés).

Las personas que viven en los estados del Pacífico oeste (incluyendo Arizona, Nevada e Idaho), del noreste (excepto Delaware, Maryland y Washington D.C.) y Puerto Rico deben llamar al 866-815-5440 (Livanta). Las personas que viven en Delaware, Maryland, Washington D.C., en el sur, en el medio-oeste y en las regiones de las Montañas Rocosas, deben llamar al 844-430-9504 (KePRO). En caso de que tenga alguna queja, también puede llamar al siguiente número 1-800-MEDICARE.

Los pacientes y los asistentes de salud que crean que les están pidiendo que se retiren demasiado pronto de una residencia de ancianos y convalecientes o de un centro de rehabilitación, también pueden conseguir ayuda por medio de un programa de defensoría local. Puede usar el buscador para el cuidado de adultos mayores para encontrar una defensoría local: 1-800-677-1116 o www.eldercare.gov. Si es posible, llame antes de que den de alta al paciente.

Escrito por: Melissa Elliott, MSW

Información para el asistente de salud ~ Consejos para el cuidado de personas mayores
Editado por un equipo interprofesional del Center on Aging de la Universidad de Arizona

Este proyecto fue financiado por la Administración de Recursos de Servicios de Salud (HRSA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS, por sus siglas en inglés), la subvención número U1QHP28721 del Programa de Mejoramiento de los Servicios Geriátricos de Arizona. Esta información o contenido y resultados son de la autora y no deben interpretarse como opinión o norma oficial de, la HRSA, HHS o del gobierno del os EE. UU., ni se debe inferir su aprobación.